Es verdad que necesito un corazón para latir, pero más necesito de ti que lo haces latir.

27/10/08

Pequeños grandes momentos

En mi playa, la playa de "valdelagrana" en El Puerto de Santa María, durante el invierno la marea arrastra multitud de conchas de almejas pequeñitas y blanditas, siempre me ha encantado abrigarme bien en días soleados y frios y bajarme a la playita y caminar sobre estas conchas oyendo como crujen a mi paso y siempre pensaba como sería pisotear sobre las conchas acompañada de un niño, pues bien, llegó el día en que fue posible descubir como sería, y tanto para mi como para mi hija fue emocionante poder compartir el mismo grupo de conchas para saltar sobre ellas y hacerlas crujir.

Os dejo el minivideo del momento, para nosotras fue un placer, fue un íntimo pequeño gran momento.





6 comentarios:

M dijo...

!Me ha encantado¡

Aiss lo que hubiera dado por saltar ahí tambien junto a esos piececitos de tu princesa...

mil besos

Myr

Ines dijo...

Ayyy que divertido, aquí las playas son de arena finita y encuentras alguna concha y como mucho alguna piedrina pero así nunca lo había visto que divertido. Yo también quierooooo

Mary Carmen y Fernando dijo...

Como te comprendo Pepi, aqui en Tárifa la verdad es que no hay muchas conchas pero debe ser una gozada poder saltar sobre ellas, y más escuchando una vocecita decirte mamá.
Un beso muy muy fuerte.

pepi dijo...

Chicas cuando querais hacemos una quedada de fin de semana en mi playa y hacemos una "pisada de conchas".

Animaros y la organizamos.

Pepi

pepi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kinshasa dijo...

La vida se compone de esos grandes momento que cada cual tiene! a disfrutarlos

Besitos

Teresa