Es verdad que necesito un corazón para latir, pero más necesito de ti que lo haces latir.

23/11/08

Sueños




No sé si mi subconsciente me traiciona, anoche soñé, y por primera vez en mucho tiempo recuerdo lo soñado, que adoptaba una niña con rasgos asiáticos, y he de confesar que me sentía muy, pero que muy feliz.



Yo siempre soñe con tener tres hijos, o al menos pensaba que como mínimo debía tener dos y como máximo tres, desde que tengo a mis dos hijos digo, y creo que lo digo convencida que dos es un número superbonito de hijos y no quiero tener más, pero creo que mi subsconsciente me ha traicionado y me ha demostrado lo feliz que estaría con tres, aunque es imposible sea por el camino que sea, la edad es el principal impedimento ya que la llegada de un hijo para mi no es fácil, por lo que me quedo con dos y feliz.



Lo mejor ha sido cuando hoy he contado el sueño en mi casa y le he preguntado a mi hija si le gustaría tener una hermanita china, su respuesta total y absolutamente sincera ha sido "mami nosotros no sabemos hablar su idioma pero si ella habla el nuestro por mi no hay problema", es que me la comería entera.





Se que los sueños tienen interpretaciones que nada tiene que ver con las imágenes directas de éstos pero es que no me apetece, me apetece quedarme con la sensación tan bonita que hoy me he levantado soñando que tenía tres hijos. Me apetece que sea así de sencilla la interpretación.



3 comentarios:

Ines dijo...

Un sueño muy bonito Pepi, y porque no va a dejar de ser un sueño.... Muchos besines cielo y muchos achuchones para tus pekes.

Ines

Emilita dijo...

es bonito soñar...yo tengo muchos sueños...sé que no todos se cumplirán y hasta a veces les pregunto a mis hijos acerca de mis sueños...pero sigo pensando que es bonitos que aún permanezcan en mi mente y mi corazón. Tienes unas familia PRECIOSA. Y esa no es un sueño.

Besos grandes,

Kinshasa dijo...

Yo tambien sueño lo mismo pero en mi caso tengo un impedimento al igual que tu...mi marido dice NENA CON DOS BASTA!

Pero seguir soñando es maravillosos!

besotes

Teresa