Es verdad que necesito un corazón para latir, pero más necesito de ti que lo haces latir.

2/5/08

De madre a hija

Mayo 1973 Mayo 2008



La friolera de 35 años separan estas dos fotos, pero llevamos el mismo traje, evidentemente con algunos retoques, aunque como podreis comprobar han sido pocos, tenía yo cinco años cuando mi madre me compró este traje, aunque en la foto ya tenía 8 añitos, y con casi cinco años se lo ha puesto mi hija por primera vez, y me temo que le va a durar unos cuantos años, es más yo diría que tiene mínimo para cuatro años, así que pobre mía en un par de años habrá que comprarle otro para ir variando un poco y que no se canse.


Espero poder conservar el traje en tan buenas condiciones como lo ha hecho mi madre y que algún día mi hija pueda comparar tres generaciones con el mismo traje.


Para mi ha sido todo un honor ver a mi princesa con él puesto, me ha emocionado y sólo he acertado a decirle TE QUIERO.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

aisss por dios que hermosuras!!!
y ese arte?? que me dices tu???

Que bien conservado lo tenias hija mia!!!
ahora tiene que durar otros 35 años!!
Besotes

Teresa

Myr dijo...

pepi, qué ilusión¡¡ que bonito detalle, y que suerte que puedas cumplirlo. No es por nada pero las nuevas generaciones nos superan, ehh???

Ana, preciosa¡¡

Bethy dijo...

Pero que vestido más lindo!!!. Que bueno que lo conserves. Que hija más linda que tienes, con mucho garbo ¿ eh ? Un fuerte abrazo. Bethy.

Ines dijo...

Pero que guapa que está la niña, y que vestido mas bonito. De pequeña yo me vestía de gitana, tenía el típico vestido rojo y de lunares, con los zapatos también. Nunca me quise vestir de asturiana jajajajaja. Y es que teneis unos vestidos tan chulos.