Es verdad que necesito un corazón para latir, pero más necesito de ti que lo haces latir.

8/10/07

MADRE, ¿DE DONDE VENGO?

Hace algún tiempo me llegó a mi mail este texto que me pareció increible, y me llegó a lo más hondo de mi corazón, lo tengo guardado porque espero algún día poderselo leer a mi hijo sin llorar, algo que de momento no puedo.









"Érase una vez dos mujeres,
que jamás se conocieron,
una de la cual no te acuerdas,
a la otra la llamas "mamá".




Dos vidas diferentes para lograr una sola, la tuya.
Una fue tu buena estrella,
la otra es tu sol.



La primera te dio la vida,
la segunda te enseñó a vivir
la primera creó en ti la necesidad de amor,
la segunda llegó para llenarla,
la una te da sus raíces,
la otra te ofrece su nombre.




La primera te transmite sus dones,
la segunda sus objetivos,
la una hizo nacer en ti la emoción,
la otra calma tus angustias,
la una recibe tu primera sonrisa,
la otra seca tus lágrimas.




La una te ofrece en adopción,
es todo lo que puede hacer por ti,
la otra ruega por un niño y llega hasta ti.


Y ahora, cuando llorando,
me haces la pregunta de siempre
De quién soy yo el fruto ?
De la herencia natural o de la educación ?


Ni de la una, ni de la otra,
mi niño representas, simplemente,
dos formas de amor"

No hay comentarios: